En España se ayuda tanto a la banca que hemos llegado a creer que hay banca “pública”

UGT calcula que la Banca despedirá a 17.000 trabajadores en los próximos meses. Y, el mismo día, en la página de al lado, Expansión publica que el BBVA invertirá 1.800 millones de euros en América del Sur.

No hay en el periódico el más mínimo contraste entre una noticia y la otra. Pero la conexión es evidente, y no sólo porque las hayan puesto juntas.

Clama al Cielo: en España se pierden 17.000 empleos y es donde se está ayudando a la banca ineficiente, y la banca eficiente invierte fuera, que es donde hay rentabilidad.

Falta una cosa por señalar: antes los trabajadores venían de América, y ahora los españoles vamos a América. Pagan menos, pero pagan algo.

¿Y todo esto por qué? Muy fácil: porque se ayuda a la banca pero no a las empresas. Una ayuda que es tan sorprendente que se nos vende como noticia, ese mismo día, que la SAREB no se hará cargo de las 400 sociedades promotoras de la “banca pública”. Es noticia que el Estado NO se haga cargo de las deudas de la banca. Y sobre todo, se llega a afirmar que en España hay banca pública. ¿Pero es que en España hay banca pública? No, lo que hay son ayudas ilimitadas a la banca. Lo que hay es banca ineficiente, plagada de políticos (se llamaban Cajas de Ahorro) que cuentan con “la garantía del Estado”. Realmente en España lo que pasa es que toda la banca es pública. Se puede ganar dinero con ella, siempre que se esté a bien con quienes en cada caso ostentan el Poder político. Y si te va mal, te lo arregla Papá Estado. Competitividad a la española.

Comparta, por favor