Mi ordenador es mío, no de Microsoft

Microsoft ha decidido que en sus nuevas actualizadiones de Windows 10 todos los usuarios de One Drive, que somos millones, tenemos prohibido guardar nuestros archivos en nuestro ordenador y ordena que los guardemos en su nube por un procedimiento sencillo: impide que el almacenamiento sea simultáneamente local y remoto. Véalo en la imagen.

La excusa es que existe un procedimiento para evitarlo, que consiste en ir al administrador de archivos, hacer click con el botón derecho, y activar la opción “mantenerlo siempre en este dispositivo”.

Pero no es lo mismo. Porque cuando mueves el archivo de donde está a otra ubicación FUERA de One Drive, lo que hace es COPIARLO, no moverlo, porque lo tiene que mantener siempre en esa ubicación.

El efecto es que One Drive y por tanto Microsoft ha tomado poder y posesión de mi ordenador, diciéndome por la vía tecnológica qué puedo hacer y qué no, lo cual no me gusta.

Así que me he cambiado de nube.

Si siguen así, me pasaré además del todo (parcialmente ya lo he hecho) de Microsoft Office a LibreOffice, un programa estupendo y gratuito, muy intuitivo y sencillo, que les recomiendo.

Comparta, por favor